RECOMENDACIONES ERGONÓMICAS PARA PROFESIONALES DE PELUQUERÍA Y LA ESTÉTICA

 

En tu trabajo como profesional de la peluquería, pasarás mucho tiempo de pie, inclinándote, estirándote y repitiendo los mismos movimientos. Estas actividades repetitivas pueden causar dolor en diversas partes del cuerpo, y a veces, pueden incluso causar una lesión grave. Algunas molestias, dolores y lesiones se desarrollan lentamente durante un largo período. En muchos casos, los problemas de salud se podrían haber prevenido con una buena postura, mejores hábitos de trabajo y un equipo adecuado.

La ERGONOMÍA es una ciencia que NOS AYUDA A MEJORAR NUESTROS HÁBITOS, desarrollando nuevas herramientas y equipos, para que logremos mayor productividad en nuestra carrera como profesionales y evitemos enfermedades.

CUELLO Y ESPALDA

La columna vertebral se extiende desde la parte superior del cuello hasta la parte inferior de la espalda. Está formada por muchos huesos denominados vértebras, que se encuentran uno debajo del otro. Entre cada par de vértebras hay articulaciones y discos que les proporcionan al cuello y a la espalda flexibilidad para moverse.

Los discos son flexibles porque tienen una sustancia gelatinosa en su interior. Tanto las articulaciones como los discos pueden lastimarse si están tensos o si se les comprime. Mantener el cuerpo inclinado o torcido durante un periodo prolongado puede provocarte dolor en el cuello, la espalda los brazos o las piernas, especialmente si un disco se rompe.

La contractura de cuello y espalda puede producirse si durante tu trabajo:

  • Te inclinas hacia adelante al lavar la cabeza, cortar el cabello, hacer trabajos faciales o de manicura o pedicura.

  • Giras tu cuerpo para acercarte a un cliente o para alcanzar algo.

  •  Intentas alcanzar productos en lugares demasiado altos.

  • Te arqueas (inclinas) hacia atrás porque has permanecido de pie durante mucho tiempo.

  • Permaneces de pie durante mucho tiempo con zapatos de tacón alto.

Las recomendaciones para prevenir los problemas de cuello y espalda incluyen:

  • Mantener la espalda derecha mientras trabajas. Flexionarte por la cadera, en vez de por la cintura (con la espalda recta).

  • Usar un lava-cabezas que te permita ubicarte detrás de tu cliente para lavarle la cabeza sin tener que girar.

  • Ajustar la altura de la silla de tu cliente.

  • Inclinar la cabeza del cliente en una posición que te resulte cómoda.

  • Trabajar con el cliente de pie si tiene el cabello muy largo o sentada en un taburete.

  • Usar una silla con asiento inclinado para hacer la manicura o sentarse sobre un cojín en forma de cuña para que el cuerpo quede inclinado hacia adelante.

  • Doblar las rodillas ligeramente y tensar los músculos abdominales cuando tengas que estirarte. Este movimiento evitará que te arquees para atrás.

  • Cuando permanezcas de pie durante prolongados periodos de tiempo (viernes y sábado son un buen ejemplo), colocar de vez en cuando un pie sobre un taburete o sobre la barra debajo de la silla de tu cliente, si la hubiese.

  • Evitar zapatos de tacones altos.

  • Subirse en una escalera para coger o colocar productos en estanterías altas.

 

PIES Y PIERNAS

Si permaneces de pie durante mucho  tiempo, los pies y los tobillos pueden hincharse  y  tienes mayor riesgo de padecer de venas varicosas. Además, debido a la presión, se crearán callos, durezas o irritación de la piel, en el punto de presión.

Los problemas de pies y piernas pueden producirse si:

  • Permaneces de pie durante largos períodos, especialmente sobre una superficie dura.

  • Usas zapatos de tacones altos, especialmente con puntas puntiagudas.

  • Usas zapatos con apoyo deficiente para los arcos o suelas duras.

Las recomendaciones para prevenir los problemas de pies y piernas incluyen:

  • No permanecer de pie durante prolongados períodos sin sentarse. Cambiar de posición frecuentemente. Usar un taburete o asiento móvil si necesitas descansar tus pies mientras trabajas con el cliente.

  • Elevar los pies sobre un taburete cuando tomes un descanso.

  • Usar zapatos cómodos con suela de goma y con un buen apoyo en los arcos, que te sujete bien el pie.

  • Evitar zapatos con tacones altos o puntas puntiagudas, ya que aumentan la presión sobre los dedos y los aprietan en la parte delantera del zapato.

  • Usar medidas especiales para evitar la inflamación de las piernas. (cremas frías, masajes, baños de agua fría al llegar a casa…)

  • Las sillas hidráulicas para los clientes deben tener un mecanismo de ajuste para poder elevarlas y bajarlas.

 

MANOS Y MUÑECAS

La mayoría de los músculos que mueven la mano y los dedos están  en tu antebrazo. Estos músculos están unidos a la mano y a los dedos por los tendones, que son como cuerdas que pasan a través de la muñeca. La tendinitis se produce cuando estos tendones se inflaman.

El túnel carpiano está situado en la muñeca, rodeado por huesos y tejido. Un nervio y varios tendones pasan a través de este túnel. Si tienes tendinitis, los tendones se hinchan y el nervio que se encuentra en el túnel queda oprimido. Esta condición, llamada síndrome del túnel carpiano, puede hacer que la mano presente entumecimiento y debilidad.

Las principales causas para padecer  STC, son:

  • Doblar mucho la muñeca.

  • Apretar o agarrar demasiado fuerte.

  • Repetir un movimiento una y otra vez.

Esto ocurre cuando:

  • Cortamos el cabello, sostenemos el secador o estamos usando un cepillo redondo, rulos o plancha.

  • Cortamos con tijeras que no se adaptan a nuestra mano.

  • Cortamos con tijeras que no cortan bien o no están debidamente lubricadas.

  • Damos un masaje a un cliente.

  • Rizamos el cabello con la plancha.

  • Usamos un peine que no se desliza fácilmente.

Las recomendaciones para prevenir estos problemas son:

  • Ajustar adecuadamente la altura de la silla. Bajarla para trabajar la coronilla y elevarla para trabajar debajo del nivel de la oreja, para evitar doblar la muñeca.

  • Girar la silla para que no tengas que estirarte por encima o por delante del cliente.

  • Inclinar la cabeza del  cliente para evitar doblar mucho el brazo, la mano  y la muñeca.

  • Usar tijeras afiladas que se adapten a tu mano y que estén bien ajustadas y lubricadas.

  • Girar el mango del cepillo redondo con los dedos pulgar e índice, en lugar de doblar continuamente la muñeca.

  • Usar técnicas de corte que te ayuden a mantener las muñecas rectas.

  • Debe haber apoya-brazos para ti y para el cliente en el sillón para hacer la manicura.

 

HOMBROS

Nuestros hombros tienen músculos y tendones. También tienen una bolsa sinovial que es un saco lleno de líquido. Si sufrimos contracturas en los hombros, podemos tener dolor muscular, tendinitis o bursitis. Es muy fácil padecer algo de esto si mantenemos los hombros a menudo alejados del cuerpo y muy estirados o si los elevamos llevando el codo por encima de la altura del hombro.

Se sufren contracturas en los hombros cuando:

  • Nos estiramos para cortar, secar o rizar  la coronilla de la cabeza.

  • Nos estiramos por delante del cuerpo de nuestro cliente para lavar o secar.

  • Nos estiramos por encima de una mesa para hacer la manicura.

  • Nos estiramos para tomar las tijeras y los peines del tocador.

  • Nos estiramos para alcanzar productos o útiles de un estante alto.

  • Sostenemos maquinillas pesadas, especialmente si nuestro brazo está estirado o levantado.

 

Las recomendaciones para prevenir problemas en los hombros son:

  • Ajustar la altura de la silla cuando trabajemos, de esta forma nuestros brazos estarán cerca de los laterales.

  • Girar la silla y acercarnos al cliente lo más que podamos.

  • Inclinar la cabeza del cliente en una posición que nos resulte cómoda.

  • Sostener las herramientas de tal manera que no tengamos que levantar los brazos.

  • Pedir al cliente que estire su mano hacia nosotras cuando estemos haciendo las uñas; no te estires para llegar a su mano.

  • Usar un apoya-brazos cuando hagas la manicura o apoyar tus brazos sobre toallas dobladas.

 

*Adaptado de Health and Safety for Hair Care and Beauty Professionals (Seguridad e Higiene para los Profesionales del Cuidado Capilar y de la Belleza). Programa de Salud Ocupacional Laboral. Universidad de California. Berkeley.

 
Criterios de selección de aparatos emisores de calor húmedo (vaporal y otros) y calor seco (infrarrojos y aire). 
  • Calor húmedo

El casco de vapor es el único aparato que proporciona calor húmedo al cabello y al cuero cabelludo porque genera vapor de agua que posteriormente se condensa sobre la piel y el cuero cabelludo.

El aparato tiene un depósito de agua que es calentado hasta la ebullición, después el vapor pasa a un dispositivo en forma de casco donde se introduce la cabeza, el conjunto va acoplado a un pie extensible con ruedas o brazo articulado.

 Efectos: El vapor de agua en contacto con la piel provoca un aumento de temperatura que crea una vasodilatación superficial y una aceleración del producto utilizado. También produce una amortiguación del efecto del amoníaco en los CFP.

Indicaciones: Se usa durante el tiempo de exposición de tratamientos de CFP, como el líquido reductor y el tratamiento sellador del alisado con keratina, pues como se ha mencionado mejora la penetración del principio activo y amortigua el efecto del amoníaco.

Lo más importante en nuestro trabajo es la eficacia y la rapidez, este aparato nos proporciona las dos cosas.

Proporciona unos rizos naturales, hidrata el cabello y le proporciona brillo.

 

  • Calor seco
Infrarrojos

El aparato de emisión de infrarrojos se usa sobre todo en tratamientos de CFP porque produce aumento de temperatura en la zona irradiada.

Estos aparatos generan rayos infrarrojos mediante resistencias que se calientan al pasar la corriente eléctrica, convirtiéndose en calor, al quedar la cabeza al descubierto, el aire se reparte mejor.

El aparato consiste en varios brazos flexibles, que contienen bombillas infrarrojas, que se pueden encender de manera individualizada o completa, según nuestras necesidades, pudiendo dirigirlo hacia la zona que necesitemos acelerar el proceso de CFP.

 Efectos:

  • Aumento del metabolismo de la zona.

  • Vaso dilatación periférica.

  • Estímulo de las reacciones químicas en las técnicas de ondulación permanente, cambios de color.

 Indicaciones:

  • En todos aquellos casos que queremos acelerar el efecto de un tratamiento

.

 Contraindicaciones:

  • Zonas con implantes metálicos superficiales.

  • Alteraciones severas del sistema circulatorio.

  • Zonas carentes de sensibilidad.

  • Zonas hemorrágicas.

  • Procesos infecciosos.

  • Tumoraciones malignas.

  • Procesos inflamatorios agudos.

  • Zonas eritematosas ( enrojecimientos)

  • Alteraciones dérmicas (psoriasis, dermatitis, etc.)

 

 

Secador de mano

Su función nos permite concretar la forma de nuestro trabajo, al definir el estilo de peinados entre el reductor y la fase de oxidación, en el caso de los CFP para alisar. Para lograrlo es imprescindible secar y aportar calor al cabello con la ayuda de cepillos o moldes, eso es lo que nos permite crear una forma definida y más o menos duradera en el cabello.

Aunque todos los secadores se parecen entre sí, cada uno posee su propia calidad:

  • Mango y situación de los mandos  (calidad anatómica).

  • Peso (comodidad de uso)

  • Caudal de aire y potencia de calor (rapidez y eficacia).

  • Salida de aire (boquilla y difusor).

  • Nivel de ruido y vibraciones (comodidad del cliente)

  • Resistencia del chasis y motor (duración).

  • Longitud del cable (comodidad de uso).

Secadores Iónicos:

A los secadores de mano universales, viene a sumarse una nueva generación de secadores de mano: los secadores iónicos. Estos utilizan la tecnología de la electricidad estática y la combinan de manera más inteligente para obtener los mayores beneficios cosméticos.

Los iones son átomos o moléculas que se encuentran en todos los cuerpos y que adquieren una carga eléctrica de signo positivo o negativo según hayan perdido o ganado electrones.

Lo que hace especiales a los nuevos secadores iónicos es que cuentan en su interior con un dispositivo especial que tiene la facultad de emitir iones negativos durante su funcionamiento.

Los iones negativos humectan la fibra capilar al tiempo que la secan, de este modo, el cabello queda suave, brillante y naturalmente hidratado al restaurar los iones negativos perdidos. Además, la ionización negativa elimina el efecto electroestático y el estrés sufrido por el cabello, reduciendo los tiempos de secado.

 
Secadores de Casco

Su uso ha sido desbancado por el anterior, aunque todavía se utilizan en salones de peluquería para los CFP cuando queremos aportar calor. Teniendo en cuenta de que la función de estos aparatos es la de secar, podremos aportar calor a los CFP siempre y cuando la técnica que hayamos realizado permita tapar el cabello con algún medio, por ejemplo, gorro de plástico, para que el calor aportado por este no seque el cabello. En todo caso siempre utilizaremos este aparato con la mínima velocidad de aire para evitar el secado del producto de CFP.

  

Aparato programable de lámpara de cuarzo

Son aparatos formados por unos brazos rectangulares que incorporan en su interior una lámpara de cuarzo protegida por una rejilla. Proporcionan un calor constante.

Su sistema electrónico integra un procesador al que se le pueden introducir las características del cabello y el producto usado y programar el tiempo de exposición y la temperatura adecuada para realizar el proceso en óptimas condiciones.

Para ello llevan incorporada una pinza sensora que se pone en contacto con el cabello (es un termostato), y dispositivos para la visualización de datos (tiempo, grosor del cabello, estado, longitud, rizo deseado, fuerza del líquido aplicado). 

 

 

Climazones

En un salón de peluquería es importante realizar todos los pasos adecuados y en los tiempos pautados, pues los clientes esperan que se les atienda con efectividad y eficiencia; por eso los profesionales no deben escatimar en recursos para proporcionar lo deseado por el cliente.

Los climazones son una excelente respuesta a esta nueva necesidad, se trata de máquinas de última generación cuya función es facilitar al cliente la reducción de los tiempos de exposición. Los climazones disponen de pantallas interactivas en las que se muestra el trabajo que un ordenador realiza, creando un microclima alrededor del cabello.

Todo este procedimiento se consigue permitiendo el control de la posición y la temperatura, sin tener un contacto directo con el cabello, a través de un sensor de rayos infrarrojos. Con este procedimiento, el tiempo de espera se reduce al mínimo.

La característica común de la mayoría de los climazones, es tratar de conseguir que los tiempos adecuados pueda obtenerse una eficiente distribución del calor alrededor de la cabeza sin dejar ninguna parte descuidada.

El calor es el mejor para los ondulados y alisados, pues el climazon proporciona rapidez, eficacia y uniformidad en todos los trabajos.

Una de estas cualidades específicas es la presencia de un sensor de infrarrojos que nos indica exactamente el nivel de temperatura dentro del aparato, que luego se distribuye por toda la cabeza.

El climazon al ser un calor seco, podemos usarlo en:

  • Moldeados con cabellos poco sensibilizados, donde queremos utilizar un producto suave, pero que a la vez nos garantice una fijación y una mayor unión de puentes.

En los CFP dependerá de la calidad del cabello, si es cabello natural, el ordenador nos indicará alrededor de quince minutos y si es cabello teñido o poroso indicará alrededor de diez minutos.

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Icono social de YouTube
  • Icono Social Amazon
  • Icono social LinkedIn

Dénia, Comunidad Valenciana

Copyright 2017. Jimena Reyes. 

Todos los derechos reservados.

contact@abc-sp.com